jueves, 1 de enero de 2009

Todo cambia

Cambia lo superficial
Cambia también lo profundo
Cambia el modo de pensar
Cambia todo en este mundo
Cambia el clima con los años
Cambia el pastor su rebaño
Y así como todo cambia
Que yo cambie no es extraño

Así empieza la canción interpretada tan magistralmente por Mercedes Sosa.

Me inspiré en ella para corregir una reflexión.

Cuando empecé a escribir este blog, en uno de mis primeros post opinaba que ser emprendedor era un don que tenían solo algunos. Esto fue apenas hace un año atrás.

Hoy creo todo lo contrario. En realidad no era que estaba equivocado, ese “observador que fui” tenía otras interpretaciones. Otras emociones que hacían que afirmara eso. Muchas veces opinamos sin tener los fundamentos para sostener la opinión, es decir, inferimos, suponemos.

Definitivamente no hay nada en esta vida que no podamos aprender. Incluso a emprender. Depende solo del nivel de compromiso que asumas en tu aprendizaje, porque sin compromiso no se logra nada.

Revisar las interpretaciones que a menudo tenemos de nuestra vida es un ejercicio que todos debemos realizar. A veces duele porque nos damos cuenta lo equivocado que estamos, de los daños (involuntarios) que causamos a terceros, a personas que amamos, como esposas, amigos o hijos.

Observá tu vida. Se el primero en revisarla, cuestionarla, y si estás equivocado, está bueno corregir y darle el rumbo que necesita.

Es posible aprenderlo y mejorarlo todo. Depende que vos quieras hacerlo.

5 comentarios:

Cristian Wertmuller dijo...

Es verdad Guillermo, muchas veces lo difícil es aceptar que uno estaba equivocado. Eso creo que es parte del aprendizaje!!!
Creo que todos tenemos posibilidades de emprender, muchas veces lo que hace falta es tener la fuerza suficiente para comenzar.
CW

Guillermo Morales dijo...

Cristian es genial que compartas esta reflexión, sobre todo cuando mi transformación se produce en el seno de la incubadora (www.em-tec.com.ar) que vos dirigís. Creo que da para un post aparte.

Para cuando tu blog??? Lo estamos esperando.

Adrian Pedernera dijo...

Guille, es verdad que todo cambia. Vos sabes que a mi me pasa lo mismo.Lo importante es que estemos abiertos a cambiar para mejorar aun cuando parezca que estamos bien. Siempre se puede estar mejor, aunque a veces con el intento ya es bueno.

sebasp dijo...

Excelente tu reflexión, y cuánta razón hay en eso de las interpretaciones sin fundamentos.
Te mando un abrazo y que tengas un excelente 2009.

Guillermo Morales dijo...

Adrian: Si en el intento dimos todo, valió la pena.

Nos vemos pronto.

Sebas: Gracias. Espero poder conocernos personalmente por estos días. Aprovecho para felicitarte por el nacimiento de tu primera hija. Viste que Todo Cambia.

Abrazo emprendedor