jueves, 20 de diciembre de 2007

¿Espíritu emprendedor o formación emprendedora?


Mucho se ha hablado y escrito sobre si las personas nacen emprendedoras (espíritu emprendedor) o se hacen (formación emprendedora). Entre todo lo que he leído encontré dos posiciones completamente opuestas. La primera de ellas corresponde al senador chileno Fernando Flores cuyo fragmento transcribo a continuación:

...Hay leyendas y nunca antes se habían leídos mas libros sobre el futuro y celebraciones del espíritu emprendedor. La otra pregunta que la gente tiene es como se forma esto, porque aparentemente la educación formal no ha podido responder a esta pregunta. Uno va a la universidad y aprende unas disciplinas técnicas de negocios e ingeniería, pero no aprende el espíritu emprendedor.

Por esta razón, el espíritu emprendedor aparece como algo misterioso. Aparece como un atributo innato que alguna gente tiene mientras otras no lo tienen. Si esto fuera realmente el caso, entonces el espíritu emprendedor aparecería como algo que no puede ser enseñado y formado. Es algo que esta en la sangre. Estoy en desacuerdo con esta forma de ver el espíritu empresarial. El espíritu emprendedor puede ser enseñado, pero no puede ser enseñado como un método...

Pueden tener acceso al texto completo http://www.fernandoflores.cl/node/33 pero deben suscribirse al blog previamente.

En el otro extremo encontré una definición de Vanesa Kolodziej y que la transcribo acá:

...Es algo que se lleva adentro, y que en el mejor de los casos se “despierta” de alguna manera, pero no es una capacidad que se aprende. Uno puede aprender metodologías de venta, de liderazgo, de innovación- pero el emprendedor tiene que tener en su ADN la semilla de todas estas cosas para llevarlas a la práctica de manera exitosa...

El post completo lo pueden leer en su blog, http://ecrt-argentina.blogspot.com/2007/12/no-se-ensea-lo-que-no-se-es.html.

¿Qué diferencias no? Yo coincido con Vanesa. El espíritu viene con nosotros desde el primer día. Es un talento innato como el del pintor, el músico, el político o el deportista. Ahora bien: ¿Qué podemos hacer nosotros para alcanzar el éxito? La respuesta a esta pregunta me llevó algún tiempo encontrarla. Luego de fracasar una y otra vez, me pregunté ¿Qué estaba pasando que no podía plasmar en una sólida y exitosa empresa mis ideas?, (aun hoy no lo he logrado pero estoy en camino). Y descubrí que no basta con ser emprendedor pura sangre, es tan, o mas importante ser profesional. Por eso desde entonces, opino que se puede ser un emprendedor amateur ( donde tu destino dependerá de tu suerte) o un emprendedor profesional (donde el éxito dependerá solo de vos). ¿Ustedes que opinan?

3 comentarios:

fabián dijo...

Hola Guille, ante todo felicitaciones por empezar a plasmar en la web todas las ricas experiencias por las que fuiste pasando.
Por el tema de ser o nacer emprendedor, yo no iría a ninguno de los dos extremos. Me parece que todos tenemos un poco de cada "ingrediente", algunos con más formación, otros con más espíritu, algunos con el espíritu adormecido, y otros con la fuerza arrolladora de un huracán.
Sin lugar a dudas es un tema que lleva inevitablemente a una sana polémica, muy difícil de esclarecer.
Felicitaciones nuevamente.
Un abrazo. Fabián Catini

Ezequiel F. dijo...

Felicitaciones por escribir en un blog tus ideas.
Creo compartir lo de amateur y profesional y las consecuencias que mencionas. Igualmente creo compartir con la visión de tu amigo Fabian C. donde hay un mix de todo...conozco casos donde perfiles muy teóricos y aparentemente nada emprendedores en la facultad llegan por algun motivo ver oportunidad y se lanzan con algun negocio.
Muy bueno el espacio.
Slds,
EFE

Guillermo dijo...

Gracias muchas a ambos por sus opiniones. Están más cerca de lo números de las encuestas: http://www.ieco.clarin.com/notas/2007/12/17/01566409.html no creo que termine inclusive con esta nueva postura intermedia.